Todos en alguna ocasión hemos visto un etiquetado energético, esta etiqueta con una escala en colores que nos dice la calidad del producto y que ha permanecido igual por unos veinte años; ahora gracias a la Unión Europea sufrirá un pequeño cambio.

Y es que el nuevo etiquetado energético va a pasar a ser una escala de la “A” a la “G”; esto en pro de la búsqueda de calidad de los productos, y a la falta de transparencia de la escala anterior. Puesto que la diferencia entre la A+ y la A+++ era mínima.

 

¿CÓMO ES Y QUÉ PARTES CONTENDRÁ EL NUEVO ETIQUETADO ENERGÉTICO?

 

A partir de este mes de Marzo de 2021, las etiquetas volverán a contar con una clasificación de la “A” a la “G”. Donde A significa dispositivos sumamente eficientes que aún están por salir y las letras B y C para los más eficientes.

Estas etiquetas que muestran la información importante de tus electrodomésticos tienen ciertas características, las cuales puedes encontrar en la base de datos de la Unión Europea llamada EPREL.

En EPREL podrás acceder a toda la información no promocional para la mayoría de los dispositivos que ya están en el mercado. A la hora de comprar un electrodoméstico una de las cosas más importantes es su eficiencia energética ya que vamos a invertir dinero en él.

Esta etiqueta se divide en cuatro partes, en la parte superior encontraremos un código QR el cual puedes escanear con tu smartphone, chequeando así todos los datos del producto; además del nombre del producto y el modelo.

 

NUEVO ETIQUETADO ELECTRODOMESTICOS

 

Luego en la parte media superior, se encuentra la clasificación de su eficiencia energética seguida de la parte media inferior donde podemos visualizar el consumo energético de la maquina o producto. Se finaliza con unos pictogramas en la parte inferior.

 

 

¿QUÉ SIGNIFICA CADA UNO DE LOS DATOS?

 

Ya sabemos que el nuevo etiquetado energético está dividido en cuatro partes, ofreciendo al consumidor del producto la información esencial en cuanto al rendimiento energético del mismo.

El código QR. Está diseñado para darte todas y cada una de las especificaciones del producto, debido que al escanearlo este te envía a la base de datos Europea de productos para el etiquetado energético (EPREL).

La escala de colores. Ubicada en el lado medio superior indica, en colores, el nivel de calidad del producto en cuanto a su rendimiento, estando la A como el primer escalón y la letra G como el último. Se espera, al menos en el primer año, que se dificulte que alguno obtenga la clasificación A.

Viñeta de clasificación. Ubicada al lado derecho, una viñeta de color negro que indica la clasificación del producto, la cual podrás comparar con los colores de la anterior escala para comprobar el nivel que tu producto tiene.

Consumo energético. En el lado medio inferior se encuentra el consumo energético del producto, información que te será de utilidad para escoger el más adecuado a las capacidades energéticas de tu hogar.

Pictogramas. Que están en la parte inferior; estos son parcialmente nuevos, indican las especificaciones más relevantes del producto que se está comprando.

 

 

EL NUEVO ETIQUETADO ENERGÉTICO PARA LAS DIFERENTES CLASES DE ELECTRODOMÉSTICOS

 

Podemos decir que cada electrodoméstico tiene una clasificación que lo agrupa o diferencia de otras líneas de productos, razón por la que el etiquetado contendrá otra información. Para el nuevo etiquetado energético tenemos algunos de los siguientes grupos de electrodomésticos.

 

ETIQUETADO ENERGÉTICO PARA LAVADORA Y LAVADORAS – SECADORAS

En cuanto al etiquetado energético en las lavadoras, se ocupa un procedimiento del programa “Eco 40 – 60” el cual cobrará especial importancia; el procedimiento de evaluación es poner a lavar diferentes cargas de ropa de distintos materiales, en varios ciclos con diferentes medidas de agua.

Estas pruebas calcularán el consumo energético para 100 ciclos de lavado. Una vez realizadas las pruebas procederán a colocar la etiqueta, en la cual se especificaran los detalles de la misma con sus respectivos pictogramas.

Sin embargo, es distinto si hablamos del etiquetado energético de una Lavadora – Secadora, debido a que se encontraran dos partes de etiqueta, una al lado de la otra.

Muchos consumidores a menudo suelen utilizar este electrodoméstico solo para lavar y no para el ciclo completo de lavado y secado. Así que la información se dividirá en dos partes, lado izquierdo para la secadora, y lado derecho para la lavadora.

 

 

ETIQUETADO ENERGÉTICO PARA LAVAVAJILLAS

En el caso de los lavavajillas, también se utiliza la prueba del lavado “Eco” para determinar su eficiencia. Pero la prueba estándar ha cambiado, y ahora uno de los puntosa evaluar es el rendimiento de lavado y secado de utensilios de plástico.

Mientras que otro factor importante de la evaluación es el resultado y la duración tanto de la limpieza como del secado de los utensilios. Su consumo de energía se expresará en kilovatios hora por cada 100 ciclos de lavado.

 

 

ETIQUETADO ENERGÉTICO PARA FRIGORÍFICOS Y CONGELADORES

Al igual que los anteriores dispositivos, para las pruebas de frigoríficos y congeladores se han agregado nuevos parámetros a tomar en cuenta.

Estos incluyen el tipo de dispositivo, temperatura ambiental, principio funcional, número y tamaño de los compartimientos de almacenamiento. Y encontrarás el resultado de estas pruebas en sus respectivas etiquetas.

 

 

ETIQUETADO ENERGÉTICO EN TELEVISORES, MONITORES Y PANTALLAS DE SEÑALIZACIÓN

En la etiqueta de estos dispositivos se especifican dos variantes, su especificación de energía para 1000 horas en la dinámica estándar por rango de contraste y, por otro lado, la especificación para 1000 horas en el rango dinámico que consume más energía, el cual es de alto contraste.

Sus kilovatios se calcularán en base al tamaño de la pantalla y el número de píxeles horizontales y también verticales.

 

 

ETIQUETADO ENERGÉTICO PARA LÁMPARAS Y FUENTES DE LUZ

Cuando se calcula el consumo de energía de lámparas o de fuentes de luz esta nueva etiqueta energética de la UE incluye el consumo de energía de fuentes externas de alimentación.

Así que no hay nada por lo cual sorprenderse si una lámpara LED de 8 vatios consume 9 kilovatios por cada 1000 horas de funcionamiento; ya que por la fuente de alimentación externa, estos vatios se multiplicaran por un factor de 1,10 y se redondearán al entero siguiente.

El nuevo etiquetado energético estará disponible a partir de septiembre de 2021, y saldrán en dos presentaciones, normal y compacta; brindando toda la información relevante de la lámpara o fuente de luz que vayas a adquirir en ese momento.

 


 


 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat